Menu

Accidente nuclear de Chernobyl, Unión Soviética

Ciudad de Prypiat abandonada
Accidente nuclear de Chernobyl 

Sala de control de Chernobyl.
Antes del accidente nuclear

Estado actual de la sala de control.
Accidente nuclear de Chernobyl 

Accidente nuclear de Chernobyl

Accidente nuclear de Chernobyl

El accidente nuclear de Chernobyl (1986) es, con diferencia, el accidente nuclear más grave de la historia de la energía nuclear. Fue clasificado como nivel 7 (accidente nuclear grave) de la escala INES, el valor más alto. Aunque es el mismo nivel en el que se clasificó el accidente nuclear de Fukushima, las consecuencias del accidente de Chernobyl fueron todavía mucho peores.

La central nuclear de Chernobyl se encuentra junto a la ciudad de Prypyat, a 18km de la ciudad de Chernobyl.

En el momento del accidente la central nuclear Chernobyl disponía de 4 reactores en funcionamiento y dos más estaban en construcción.

En el 9 de septiembre de 1982, tuvo lugar una fusión parcial de la base en el reactor nº 1 de la planta. Aunque debido al secretismo de la Unión soviética, no se informó a la comunidad internacional hasta el 1985. Se reparó y continuó funcionando.

Mapa de la central nuclear de Chernobyl. Accidente nuclear de Chernobyl.

El accidente grave se produjo en 1986, cuando explotó el reactor número 4. Posteriormente, a pesar de la gravedad del accidente y debido a las necesidades energéticas los reactores 1, 2 y 3 siguieron en marcha.

El reactor nuclear 2 de Chernobyl se cerró en el 1991, el reactor 1 en el 1996 y el reactor tres dejó de funcionar en el 2000.

Cronología del accidente de Chernobyl

El accidente nuclear de Chernobyl (Ucrania) se produce durante la noche del 25 al 26 de abril de 1986 en el cuarto reactor de la planta nuclear. Se trataba de un reactor nuclear que pertenece al tipo que los soviéticos llaman RMBK-1000,  refrigerado por agua y moderado por grafito.

Origen del accidente nuclear: la realización de una prueba

El motivo que desencadenó el accidente nuclear de Chernobyl fue la realización de una prueba programada para el día 25 de abril bajo la dirección de las oficinas centrales de Moscú.

Esta prueba tenía la intención de aumentar la seguridad del reactor. Se trataba de averiguar durante cuánto tiempo la turbina de vapor continuaría generando energía eléctrica una vez cortada la afluencia de vapor.

En caso de avería, las bombas refrigerantes de emergencia requerían de un mínimo de potencia para ponerse en marcha (hasta que se arrancaran los generadores diésel) y los técnicos de la planta desconocían si, una vez cortada la afluencia de vapor, la inercia de la turbina podía mantener las bombas funcionando.

Central nuclear de Chernobyl antes del accidente nuclearLa prueba debía realizarse sin detener la reacción en cadena en el reactor nuclear para evitar un fenómeno conocido como envenenamiento por xenón. Entre los productos de fisión que se producen dentro del reactor, se encuentra el xenón135, un gas muy absorbente de neutrones (los neutrones son necesarios para mantener las reacciones de fisión nuclear en cadena). Mientras está en funcionamiento de modo normal, se producen tantos neutrones que la absorción es mínima, pero cuando la potencia es muy baja o el reactor se detiene, la cantidad de 135Xe aumenta e impide la reacción en cadena por unos días. El reactor se puede reiniciar cuando se desintegra el 135Xe.

Inicio de la prueba

A la una de la madrugada del día 25 de abril, los ingenieros iniciaron la entrada de las barras de control en el núcleo del reactor nuclear con el objetivo de reducir su potencia.

Hacia las 23 horas se habían ajustado los monitores a los niveles más bajos de potencia. Pero el operador se olvidó de reprogramar el ordenador para que se mantuviera la potencia entre 700 MW y 1.000 MW térmicos. Por este motivo, la potencia descendió al nivel de 30 MW.

Con un nivel tan bajo, los sistemas automáticos pueden detener el reactor debido a su peligrosidad y por esta razón los operadores desconectaron el sistema de regulación de la potencia, el sistema de emergencia refrigerante del núcleo y otros sistemas de protección cuando el sistema ya estaba a punto de apagar el reactor nuclear.

Sala de control de la central nuclear de ChernobylCon 30 MW comienza el envenenamiento por xenón. Al darse cuenta se extrajeron las barras de control con el fin de evitarlo aumentado la potencia del reactor nuclear. Los operadores retiraron manualmente demasiadas barras de control. El núcleo del reactor disponía de 170 barras de control. Las reglas de seguridad exigían que hubiera siempre un mínimo de 30 barras bajadas y en esta ocasión dejaron solamente 8.

Dado que los sistemas de seguridad de la planta quedaron inutilizados y se habían extraído casi todas las barras de control, el reactor de la central quedó en condiciones de operación inestable y extremadamente insegura. En ese momento, tuvo lugar un brusco incremento de potencia que los operadores no detectaron a tiempo.

Cuando quisieron bajar de nuevo las barras de control usando el botón de SCRAM de emergencia, estas no respondieron debido a que posiblemente ya estaban deformadas por el calor y las desconectaron para permitirles caer por gravedad.

Finalmente, el combustible nuclear se desintegró y salió de las vainas, entrando en contacto con el agua empleada para refrigerar el núcleo del reactor. A la una y 23 minutos, se produjo una gran explosión, y unos segundos más tarde, una segunda explosión hizo volar por los aires la losa del reactor y las paredes de hormigón de la sala del reactor, lanzando fragmentos de grafito y combustible nuclear fuera de la central, ascendiendo el polvo radiactivo por la atmósfera.

Se estima que la cantidad de material radiactivo liberado fue 200 veces superior al de las bombas atómicas lanzadas sobre Hiroshima y Nagasaki al final de la Segunda Guerra Mundial.

Accidente nuclear Chernobyl

El accidente nuclear fue clasificado como nivel 7 (“accidente nuclear grave”) en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (Escala INES) del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA). Se trata del nivel más alto posible, es decir, el accidente de peores consecuencias ambientales.

Consideraciones políticas, sociales y técnicas previas al accidente nuclear de Chernobyl

Aunque el accidente tuvo lugar por un claro error humano, hay que tener en cuenta los factores sociales y políticos de la Unión Soviética en aquel momento. La falta de una estructura social democrática implicaba una ausencia de control de la sociedad sobre la operación de las centrales nucleares y de una “cultura de seguridad”. Posiblemente, el temor de los operadores a no cumplir las instrucciones recibidas desde Moscú, les llevó a desmontar los sistemas de seguridad esenciales para el control del reactor.

Tampoco existía ningún Órgano Regulador de la Seguridad Nuclear que llevase a cabo con autoridad propia e independencia la inspección y evaluación de la seguridad de las instalaciones nucleares.

En cuanto a los aspectos técnicos de seguridad del reactor nuclear, hay que tener en cuenta que en los reactores RMBK no existe ningún sistema de confinamiento que cubra el circuito primario y tampoco hay edificio de contención capaz de retener los productos de fisión en caso de accidente, como ocurre en los reactores occidentales.

Consecuencias del accidente nuclear de Chernobyl

La explosión provocó la mayor catástrofe en la historia de la explotación civil de la energía nuclear. Presuntamente originado por la realización de una prueba, en el momento del accidente murieron 31 personas, y alrededor de 350.000 personas tuvieron que ser evacuadas de los 155.000 km² afectados, permaneciendo extensas áreas deshabitadas durante muchos años. La radiación se extendió hacia el oeste de Europa hasta Francia, sin llegar a atravesar los Pirineos, por lo que en estas zonas los índices de radiactividad estuvieron por encima de niveles inocuos de radiotoxicidad durante varios días. Se estima que se liberó unas 500 veces la radiación de la bomba atómica lanzada en Hiroshima el 1945.

Justo después del accidente el principal problema sanitario procedía del yodo -131, con un periodo de semidesintegración de ocho días. Actualmente, sin embargo, la preocupación principal es la contaminación del suelo con estroncio -90 y cesio -137, con períodos de semidesintegración de unos 30 años. Las concentraciones más altas de cesio-137 se encuentran en las capas superficiales del suelo, donde es absorbido por plantas, insectos y hongos y así entran dentro de la cadena alimentaria. Se teme que la radiactividad afecte a la población local durante generaciones.

El 2005, el OIEA elaboró el último informe que detalla el número de muertos directamente causados por el accidente en 59 personas, de ellos 48 trabajadores de la central. Los casos de cáncer de tiroides contabilizados han sido más de 4.000. Se estima que 600.000 personas fueron afectadas por la radiación, de las cuales al menos 3.500 morirán como consecuencia de ésta, entre ellos la mayoría de los 2.500 trabajadores y militares que construyeron el primer sarcófago de cemento.

Otro estudio obtiene diferentes resultados respecto a Chernóbil. Según este, medio millón de personas han muerto y los datos suministrados por Ucrania no son completas. Este sería el número de personas (500.000) que habrían perdido la vida, debido a la nube radiactiva, que contaminó gran parte de Europa. Y otras 30.000 morirían en los próximos años. Estas evaluaciones, presentan una diferencia importante con las investigaciones de la OMS y el OIEA. Según Greenpeace en total han sido contaminadas con cesio -137 un 30% de las áreas en las que viven nueve millones de personas. Según un técnico del centro científico del gobierno ucraniano, en Ucrania se registran casos de cáncer de tiroides, leucemias y mutaciones genéticas que no aparecen en las estadísticas de la OMS, y que eran prácticamente desconocidas hace veinte años.

      Cierre progresivo de los otros tres reactores nucleares de Chernobyl

      Monumento a las víctimas del accidente nuclear de la central nuclear de Chernobyl

      A pesar del grave accidente nuclear del reactor nuclear 4 de Chernobyl, debido a las necesidades energéticas los reactores 1, 2 y 3 siguieron en marcha.

      En 1991 se incendió una turbina del reactor nuclear número 2. Se pensó en repararla utilizando una de las turbinas del reactor 4 que no resultaron dañadas. Pero por aquel entonces, el contexto político había variado que junto con la presión popular provocó el cierre definitivo del reactor 2.

      El reactor 1 dejó de funcionar el 31 de noviembre de 1996, tras graves deficiencias de la refrigeración que dieron lugar a un incidente nuclear de nivel 3 en la Escala INES.

      Finalmente, el tercer reactor nuclear de Chernobyl se cerraría poco más tarde, el 15 de diciembre de 2000. El reactor nuclear 3 había tenido ya varios incendios y la estructura estaba afectada por la corrosión. Tras prolongadas negociaciones con el gobierno ucraniano, la comunidad internacional financió los costes del cierre definitivo de la central.

      valoración: 4.7 - votos 725

      Referencias

        Última revisión: 4 de diciembre de 2019