Piscina de combustible nuclear gastado

Tritio - combustible nuclear

El tritio es un isótopo radiactivo del hidrógeno cuyo núcleo consiste en un protón y dos neutrones. La aplicación más importante del tritio es su utilización como combustible nuclear para la obtención de energía mediante la fusión nuclear.

Se suele designar mediante el símbolo T, aunque sistemáticamente se le debe simbolizar como 3H. Fue descubierto el 1934 por Rutherford, Oliphant y Harteck en el estudio del bombardeo del deuterio con deuterones.

El tritio ocurre en la atmósfera en proporción de un átomo por cada 1017 de hidrógeno, y se forma continuamente a la atmósfera superior en reacciones nucleares inducidas por rayos cósmicos. Se obtiene industrialmente por bombardeo de litio con neutrones de baja energía.

El tritio presenta una vida media de 12,4 años y emite radiación β de muy baja energía (0,018 MeV), totalmente libre de radiación γ, por lo que no presenta prácticamente radiotoxicidad. En cuanto a las propiedades químicas, el tritio constituye la excepción a la regla general de que los isótopos radiactivos de un elemento se comportan análogamente a sus formas no radiactivas, debido a la gran diferencia de masa que presenta respecto al hidrógeno. Sin embargo, al encontrarse incorporado a moléculas pesadas, esta diferencia se convierte en insignificante, de tal manera que es extensamente utilizado en el marcaje de moléculas (tritiació), y actúa adecuadamente como trazador, especialmente cuando sustituye hidrógenos no lábiles.

Aparte de ser utilizado para la obtención de energía mediante la fusión nuclear, también se utiliza, en menor extensión, para la preparación de pinturas luminosas, aparte la ya mencionada como trazador.

valoración: 3.2 - votos 58

Última revisión: 22 de abril de 2015