menu
... ENERGÍA NUCLEAR EN FRANCIA ...
..política energética y situación
actual de la energía nuclear en Francia...
Bookmark and Share

Energía nuclear en Francia

En 1974 el gobierno francés tomó la decisión de ampliar rápidamente la capacidad de producción de energía nuclear en Francia justo después de la primera crisis del petróleo. Esta decisión se tomó en el contexto de una Francia con una competencia sustancial en ingeniería, pero con pocos recursos energéticos autóctonos. La energía nuclear, con el costo del combustible es una parte relativamente pequeña del costo total, en este sentido se conseguía una reducción de las importaciones y se lograba una mayor seguridad energética.

Como resultado de la decisión de 1974, actualmente Francia tiene un importante nivel de independencia energética y casi el más bajo costo de la energía eléctrica en Europa. También cuenta con un nivel muy bajo de emisiones de CO2 per cápita de generación de energía eléctrica, ya que más del 90% de su electricidad es de origen nuclear o hidroeléctrico.

A mediados del 2010 la Agencia Internacional de Energía Internacional instó a Francia a asumir cada vez más un papel estratégico como proveedor de bajo costo y bajo consumo energía para el conjunto de Europa en lugar de concentrarse en la independencia energética que había conducido la política desde 1973. 

Política energética reciente

En 1999, en un debate del Parlamento Francés se reafirmaron tres aspectos principales de la política energética francesa:

  • la seguridad del suministro (Francia importa más de la mitad de su energía),
  • el respeto por el medio ambiente (especialmente re gases de efecto invernadero)
  • y la debida atención a la gestión de los residuos radiactivos.

Se señaló que el gas natural no tenía ninguna ventaja económica sobre la energía nuclear para energía de carga base, y sus precios son muy volátiles. A pesar de "intensos esfuerzos" no se encontró la forma para que las energías renovables y medidas de ahorro de energía pudieran remplazar a la energía nuclear en el futuro cercano.

A principios de 2003 se anunció el primer de debate energético nacional en Francia, en respuesta a una "gran demanda de los franceses", el 70% de los cuales se consideraban mal informados sobre las cuestiones energéticas. Una encuesta mostró que el 67% de las personas en Francia pensaba que la protección del medio ambiente era el único objetivo  de la política energética en Francia. Sin embargo, el 58% pensaba que la energía nuclear era la causante del cambio climático, mientras que sólo el 46% pensaba que era a causa de la quema de carbón. El debate se centraba en preparar el camino para la definición de la matriz energética para los próximos 30 años en el contexto del desarrollo sostenible a escala europea como a nivel global.

En 2005, Francia estableció las directrices para la política energética y de seguridad mediante una ley. El papel de la energía nuclear seria fundamental para dicha política energética, junto con las decisiones específicas sobre el Reactor Europeo de Agua a Presión (EPR), en particular para construir una reactor nuclear inicial con el fin de poder tomar una decisión en el 2015 sobre la construcción de una serie de alrededor 40 reactores nucleares. También se establece la política de investigación para el desarrollo de tecnologías energéticas innovadoras en consonancia con la reducción de emisiones de dióxido de carbono remarcando el papel de las energías renovables en la producción de energía eléctrica, en usos térmicos y de transporte.

A principios de 2008 un decreto presidencial estableció un alto nivel del Consejo de Política Nuclear (Conseil Politique Nucleaire - CPN), lo que subraya la importancia de las tecnologías nucleares en Francia en términos de poder económico, en particular la fuente de alimentación.

Situación actual de la energía nuclear en Francia

Francia ocupa el segundo lugar mundial, detrás de Estados Unidos por cantidad de energía nuclear y primera por densidad de población. EDF es la compañía nacional de electricidad y el primer productor mundial de energía eléctrica de origen nuclear.

En Francia funcionan 19 centrales nucleares con un total de 58 reactores nucleares. Se encuentran a una distancia máxima entre ellas de 600km y éstas se encuentran a menos de 1 km. de las viviendas.

Ciertas centrales francesas de primera generación, hasta ahora en funcionamiento, tienen hoy un futuro incierto debido al accidente nuclear de Japón.

Sin embargo, los reactores franceses, funcionan con una tecnología distinta a la japonesa. Estos funcionan por el sistema denominado doble circuito, esto quiere decir, que el primer circuito cerrado entra en contacto directo con el reactor a más de 300 grados, entonces entra en comunicación con el segundo circuito que genera vapor suficiente para el funcionamiento de las turbinas generadoras de la electricidad. En cambio en Fukushima el vapor es producido directamente por el único circuito al pasar directamente por el interior del reactor.

En Francia no hay demasiados partidos que se planteen un cambio en el modelo energético nuclear. Hay que tener en cuenta que el 86% de la energía que genera Francia es producida por centrales nucleares.

En la actualidad, Francia produce una energía eléctrica más económica que la de otros países y menos agresiva en emisiones de CO2.

En el sur de Francia se está investigando y desarrollando la tercera generación de energía nuclear por fusión. Los enormes costes de este trabajo son financiados por Japón, Estados Unidos y otros países. Este tipo de generador será mucho mas seguro, habrá menos basura radioactiva y producirá tres veces más energía eléctrica.

Bookmark and Share
Inicio | CA | EN | FR | DE | ZH