Menu

La energía nuclear se utiliza
en muchos sitios del planeta

La tecnología nuclear está ampliamente
extendida por todo el planeta

Energía nuclear en España

Energía nuclear en España

La energía nuclear en España empezó en 1964 con el inicio de la construcción de tres centrales nucleares: la central nuclear de José Carbrera, la central nuclear de Santa María de Garoña y la central nuclear de Vandellós 1.

El primer reactor que se construyó fue el de la planta nuclear de José Cabrera, Zorita. El tipo de reactor nuclear de la central es un reactor de agua a presión. Dos años más tarde se empieza la construcción de la central nuclear de Santa María de Garoña. En este caso, en Garoña se instala un reactor nuclear de agua en ebullición (BWR). Finalmente, la tercera central nuclear de esta generación es la planta nuclear de Vandellós 1. En Vandellós 1 se instaló un reactor nuclear de gas. Esta primera generación de reactores sirvió para aumentar la experiencia en España sobre la energía nuclear con tres diferentes tipos de reactores nucleares.

La construcción de la segunda generación de centrales de energía nucleares en España empieza en los años setenta. Durante esta década se inicia la construcción de 7 reactores nucleares, de los cuales, dos de ellas no se finalizan. Las centrales nucleares de la segunda generación fueron construidas por las siguientes compañías: Empresarios Agrupados, INITEC and ENSA.

La tercera generación se inicia en la década de 1980. Durante la tercera generación se inicia cinco proyectos de energía nuclear. En 1984 se decreta una moratoria nuclear durante el gobierno socialista en España que implica la cancelación de tres de estos proyectos. Las centrales nucleares de la tercera generación que finalmente se pusieron en producción son la central nuclear de Trillo y la central nuclear de Vandellós-2.

La moratoria nuclear se confirmó en 1994. En este momento se abandona definitivamente la construcción y puesta en funcionamiento de las plantas nucleares que se estaban desarrollando.

En febrero de 2011, el parlamento español eliminó una disposición legal que limita la vida útil de las centrales nucleares a 40 años. El gobierno conservador elegido en noviembre de 2011 eliminó la moratoria de 1984 y, a principios de 2012, un informe de la industria recomendó, en principio, una prórroga de la vida de las plantas nucleares españolas de 20 años.

Centrales nucleares en funcionamiento en España

Actualmente en España están funcionando 7 reactores nucleares con una potencia total de 7121 MWe:

  • Central nuclear de Almaraz 1. Reactor nuclear de agua a presión PWR. Potencia neta de 1011 megavatios eléctricos. Puesta en funcionamiento en 1981.
  • Central nuclear de Almaraz 2. Reactor nuclear de agua a presión PWR. Potencia neta de 1006 Mwe. Puesta en funcionamiento en 1983.
  • Central nuclear de Asco 1. Reactor nuclear de agua a presión PWR. Potencia neta de 995 megavatios eléctricos. Puesta en funcionamiento en 1983.
  • Central nuclear de Asco 2. Reactor nuclear de agua en ebullición BWR. Potencia neta de 997 MWe. Puesta en funcionamiento en 1985.
  • Central nuclear de Cofrentes. Reactor nuclear de agua a presión PWR. Potencia neta de 1064 megavatios eléctricos. Puesta en funcionamiento en 1984.
  • Central nuclear de Trillo 1. Reactor nuclear de agua a presión PWR. Potencia neta de 1003 megavatios eléctricos. Puesta en funcionamiento en 1988.
  • Central nuclear de Vandellós 2. Reactor nuclear de agua a presión PWR. Potencia neta de 1045 MWe. Puesta en funcionamiento en 1987.                                                     

Ciclo del combustible nuclear

Actualmente España importa todo el combustible nuclear de uranio, aunque en su momento ENUSA, una compañía española tenía varias explotaciones mineras de uranio que ya han sido desmanteladas. ENUSA posee en la actualidad el 11% de Eurodif, con una gran planta de enriquecimiento de uranio por difusión en Marcoule en Francia que dejó de operar en 2012. ENUSA también contrata otros servicios de conversión y enriquecimiento en el extranjero.

La planta de Juzbado de ENUSA en Salamanca, puesta en servicio en 1985, produce elementos de combustible para reactores nucleares de agua en ebullición BWR y reactores nucleares de agua a presión PWR para los reactores de España. Además, la planta de Juzbado también abastece a otros clientes en Europa.

En 2008, más de la mitad de sus 921 conjuntos de combustible fueron exportados.

Importancia de la energía nuclear en España

En España existen ocho reactores nucleares que representan aproximadamente el 18,29% del total de energía en España. La principal fuente energética se obtiene mediante el ciclo combinado (central eléctrica que genera energía mediante una turbina de gas y el ciclo de vapor de agua usando una o varias turbinas de vapor ) – 29,89% -, la energía nuclear es la segunda fuente de producción energética. En tercer lugar, aparecen otras formas de producción energética como la cogeneración, la energía minihidráulica, la biomasa o el aprovechamiento de residuos que representan el 16,55% del consumo total. En las últimas posiciones se sitúan las denominadas energías verdes la energía hidráulica y la energía eólica que supone el 6,59% y el 9,81% respectivamente.

Las energías renovables son una gran oportunidad que a día de hoy empiezan a ser rentables, como la energía eólica o la energía solar. En la actualidad, las fuentes de energía verde están teniendo un gran auge en el mundo.

El problema de las energías renovables es que dependen de factores meteorológicos, como el viento, la radiación solar, etc. A consecuencia de esto, la producción eléctrica que se obtiene no siempre se corresponde con la potencia requerida en un determinado momento. Los estudios marcan ese límite en el 20% aproximadamente. Por lo tanto, hay que generar el 80% de la energía por otro medio.

Con la tecnología actual hay dos posibilidades: producir energía quemando hidrocarburos derivados de los combustibles fósiles (petróleo, carbón, gas natural...). El principal inconveniente de la energía fósil es el perjudico al medioambiente. Los gases liberados favorecen el efecto invernadero y el calentamiento global del planeta.  La otra alternativa es la generación de electricidad utilizando la energía nuclear, la energía interna de los átomos mediante la fisión nuclear. El principal inconveniente de la energía nuclear es la gestión de los residuos nucleares y los efectos altamente dañinos en el caso de un accidente nuclear.

Tratado de no proliferación nuclear

España forma parte del Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) como un estado sin armas nucleares. Su acuerdo de salvaguardias en virtud del Tratado de No Proliferación Nuclear entró en vigor en 1967 y en 1985 se enmarcó en el acuerdo de salvaguardias de Euratom. En 1998 firmó el protocolo adicional en relación con sus acuerdos de salvaguardias con el OIEA y Euratom.

valoración: 3.1 - votos 52

Última revisión: 29 de abril de 2019