Menu

Central nuclear de Isar, Alemania

Piscina de combustible nuclear gastado

Turbina de una central nuclear

Energías no renovables

Energías no renovables

Las energías no renovables son energías generadas a partir de recursos no renovables; un grupo de recursos que no se pueden restaurar una vez utilizados. Estos recursos incluyen principalmente combustibles fósiles (carbón, petróleo, gas natural), los combustibles nucleares y los biocombustibles.

A diferencia de los recursos no renovables, tenemos energías renovables que incluyen: la energía solar, la energía eólica, la energía hidráulica como más destacadas.

Energía fósil y combustibles fósiles

Los recursos como el carbón, el petróleo y el gas natural tardan varios miles de años en formarse y no pueden reemplazarse tan rápido como se usan hoy en día. Se cree que los recursos basados ​​en fósiles serán demasiado caros de procesar, que los humanos tendrán que recurrir a otras fuentes de energía, como la solar y la eólica.

Actualmente, la principal fuente de energía utilizada por el hombre son los combustibles fósiles no renovables. Desde el siglo XIX, con la llegada de los motores de combustión interna, el petróleo y otros combustibles fósiles han tenido una demanda constante. El uso constante de combustibles fósiles ha llevado a la aparición del calentamiento global, así como el cambio climático severo.

Carbón

El carbón fue una vez la principal fuente de energía utilizada para la producción industrial de electricidad, más tarde sustituido por el aceite que es más fácil de usar y trabajar con ellos. El carbón proviene de la fosilización de plantas acuáticas.

Petróleo

El petróleo es un combustible líquido compuesto principalmente de hidrocarburos, es decir, sustancias cuyas moléculas se forman a partir de hidrógeno y de carbono (derivado de la descomposición de sustancias orgánicas por las bacterias anaeróbicas). El petróleo es el producto de la transformación química, que dura cientos de años, de organismos animales y vegetales.

Este combustible fósil se encuentra en el subsuelo y, por lo tanto, es necesario proceder a una perforación del suelo, y las características varían según el reservorio de origen. Después de su extracción, necesita ser refinado para su uso y, por lo tanto, se llama "crudo".

Energía nuclear

El uso de la tecnología nuclear, que se basa en la fisión en la naturaleza aparece como un material radioactivo o combustible nuclear. El uranio es el combustible nuclear para la fisión más común, está presente en concentraciones relativamente bajas y se está explotando en 19 países. El uranio se utiliza como combustible para la energía del reactor nuclear, que genera el calor utilizado para alimentar una turbina para generar electricidad.

La energía nuclear proporciona aproximadamente el 6% de la energía mundial y el 13% -14% de la electricidad mundial. La producción nuclear está asociada con la contaminación radiactiva potencialmente peligrosa porque se basa en elementos inseguros. Específicamente, las plantas nucleares producen alrededor de 200,000 toneladas de desechos de nivel bajo y medio y 10,000 toneladas de desechos de alto nivel cada año.

Biomasa y Agrocombustibles

La biomasa y los agrocombustibles son combustibles que se queman para obtener energía en motores o en centrales térmicas, a veces mezclados con combustibles fósiles, pero que proceden de vegetales (madera, trigo, etc.) cultivados extensivamente o de productos de ganadería, que posteriormente deben ser tratados industrialmente.

Se consideran no sostenibles y no renovables a escala humana. Puede parecer que, si una planta se puede cultivar y puede crecer, es decir que la podemos producir, al contrario que el uranio o el carbón, debería ser renovable, pero no lo es porque crece demasiado lentamente comparado con la velocidad con la que los gastamos y porque no hay suficiente espacio en la Tierra como para cultivarlo. Habría que la superficie entera de unos cuantos planetas Tierra sólo por los cultivos de biomasa necesarios para sustituir la energía obtenida actualmente por los combustibles fósiles.

valoración: 3 - votos 1

Última revisión: 15 de octubre de 2019