Menu

Central nuclear de Isar, Alemania

Piscina de combustible nuclear gastado

Turbina de una central nuclear

Tratado de no proliferación nuclear

Tratado de no proliferación nuclear

El Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP) es un tratado internacional sobre armas nucleares basado en tres principios: desarme, no proliferación y uso pacífico de la energía nuclear.

El tratado, que consta de 11 artículos, prohíbe que los estados signatarios "no nucleares" adquieran tales armas y los estados "nucleares" transfieran armas nucleares u otros dispositivos nucleares explosivos a cualquier otra persona. Además, la transferencia de tecnologías nucleares con fines pacíficos (por ejemplo, para la producción de electricidad) debe realizarse bajo el control del OIEA (Agencia Internacional de Energía Atómica).

El tratado fue firmado por los Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Soviética el 1 de julio de 1968 y entró en vigor el 5 de marzo de 1970. Francia y China (que poseen armas nucleares) se unieron a él en 1992, mientras que Corea del Norte lo firmó en 1985, pero, sospechoso de construir bombas atómicas y de rechazar inspecciones, se retiró definitivamente del tratado en 2003

Contenido del tratado de no proliferación nuclear

Durante la redacción del tratado, cinco países tenían armas nucleares a su disposición: Estados Unidos (EE. UU.), Unión Soviética, Reino Unido (Reino Unido), República Popular de China (China) y Francia.

El tratado de no proliferación nuclear consta de un preámbulo y 11 artículos. Sin embargo, estos 11 artículos se pueden agrupar en tres grandes pilares relacionados y equilibrados entre ellos.

  • No proliferación del armamento nuclear.
  • Desarme
  • El derecho a utilizar la energía nuclear con objetivos pacíficos.

Primer pilar del tratado de no proliferación nuclear: no proliferación

Los estados poseedores de armas nucleares se comprometen a no transferir armas nucleares u otros dispositivos explosivos nucleares a ningún receptor ni de ninguna manera ayudar, alentar o inducir a ningún estado que no posea armas nucleares en la fabricación o adquisición de un arma nuclear.

Los estados que no poseen armas nucleares se comprometen a no adquirir o ejercer control sobre las armas nucleares u otros dispositivos nucleares explosivos y a no buscar o recibir asistencia en la fabricación de dichos dispositivos. Los Estados que no poseen armas nucleares se comprometen a aceptar las salvaguardias del OIEA para verificar que sus actividades nucleares solo tienen fines pacíficos.

El TNP reconoce a cinco estados como estados con armas nucleares (NWS): China (firmado en 1992), Francia (1992), la Unión Soviética (1968; obligaciones y derechos asumidos ahora por la Federación de Rusia), el Reino Unido (1968) y Estados Unidos (1968), que también son los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

Las cinco partes del NWS se han comprometido a no usar sus armas nucleares contra una parte que no sea del NWS, excepto en respuesta a un ataque nuclear o un ataque convencional en alianza con un Estado de Armas Nucleares. Sin embargo, estos compromisos no se han incorporado formalmente al tratado, y los detalles exactos han variado con el tiempo.

Segundo pilar del tratado de no proliferación nuclear: desarme

Según el Artículo VI del tratado de no proliferación nuclear, todas las partes se comprometen a entablar negociaciones de buena fe sobre medidas efectivas relacionadas con el cese de la carrera de armamentos nucleares, el desarme nuclear y el desarme general y completo.

El artículo VI del TNP representa el único compromiso vinculante en un tratado multilateral con el objetivo del desarme de los estados poseedores de armas nucleares. El preámbulo del TNP contiene un lenguaje que afirma el deseo de los firmantes de los tratados de aliviar la tensión internacional y fortalecer la confianza internacional para crear algún día las condiciones para detener la producción de armas nucleares, y el tratado sobre el desarme general y completo que liquida, en particular, la energía nuclear. armas y sus vehículos de entrega de arsenales nacionales.

Existe la obligación de perseguir de buena fe y concluir las negociaciones que conducen al desarme nuclear en todos sus aspectos bajo un control internacional estricto y efectivo.

Tercer pilar del tratado de no proliferación nuclear: uso pacífico de la energía nuclear

El tratado de no proliferación nuclear reconoce el derecho de todas las partes a desarrollar energía nuclear para fines pacíficos y beneficiarse de la cooperación internacional en esta área, de conformidad con sus obligaciones de no proliferación. Además, el artículo IV también alienta dicha cooperación.

El tercer pilar permite y acuerda la transferencia de tecnología y materiales nucleares a los países signatarios del tratado de no proliferación nuclear para el desarrollo de programas civiles de energía nuclear en esos países, siempre que puedan demostrar que sus programas nucleares no se están utilizando para el desarrollo de energía nuclear.

Situación por país sobre el armamento nuclear

India y Pakistán

India y Pakistán son los únicos países que han admitido tener armas nucleares sin haber firmado el tratado. India realizó la primera prueba con armas nucleares en 1974 y en 2002 tiene probablemente de 60 a 90 cabezas nucleares. Pakistán realizó la primera prueba en mayo de 1998 y estima que el número de ojivas oscila entre 24 y 52 unidades.

Irán

Irán es signatario del tratado. El país tiene su propio programa atómico, en el que desarrolla tecnología nuclear. Los objetivos oficiales del programa son promover la medicina nuclear y la generación de energía. Occidente sospecha secretamente que Irán desarrolla armas nucleares.

El OIEA ha concluido que Irán podría haber estado trabajando en un arma nuclear hasta 2003, pero tampoco hubo evidencia de eso en 2012. Los servicios de inteligencia estadounidenses han llegado a la misma conclusión. Se impusieron sanciones contra el país debido al programa nuclear e Irán no cooperó plenamente con los inspectores del OIEA. Se alcanzó un acuerdo a mediados de 2015. Irán promete dejar de desarrollar armas nucleares y, a cambio, se levantarán las sanciones económicas. En mayo de 2018, Estados Unidos se retiró del acuerdo nuclear iraní. El presidente Donald Trump restableció las sanciones económicas contra el país y las endureció aún más: otros países también pueden ser castigados si comercian con Irán.

Israel

Israel no ha firmado el Tratado de No Proliferación Nuclear. Aunque Israel no confirma ni niega estar en posesión de armas nucleares, ha declarado que tiene la tecnología para producir tales armas. Las estimaciones de cuántas cabezas nucleares habrían sido ajustadas después de las revelaciones de Mordechai Vanunu, quien informó en detalle sobre el programa secreto de armas nucleares de Israel en Dimona.

Corea del Norte

Corea del Norte firmó el tratado, pero se retiró el 10 de enero de 2003 y anunció que tenía armas nucleares. Desde julio de 2005, Corea del Norte, Corea del Sur, China, Japón, Rusia y los Estados Unidos han estado discutiendo sobre el arsenal nuclear de Corea del Norte. A principios de agosto de 2005, estas discusiones se estancaron por completo.

Corea del Norte realizó una prueba nuclear el 9 de octubre de 2006. Esto causó una gran conmoción en todo el mundo. El Consejo de Seguridad de la ONU se reunió el mismo día en una sesión de emergencia y condenó la prueba nuclear.

Corea del Norte volvió a realizar una explosión atómica subterránea el 25 de mayo de 2009. Esta explosión fue muchas veces más poderosa que la explosión en 2006. El 9 de septiembre de 2016, se confirmó la prueba nuclear más reciente en el país.

Sudáfrica

En 1979 y 1980, los satélites espaciales observaron dos pruebas atómicas sudafricanas, presumiblemente realizadas con Israel. El entonces régimen del apartheid siempre ha negado que estuviera trabajando en armas nucleares, pero el viceministro Aziz Pahad lo admitió en 1997. El gobierno de Mandela ya había desmantelado el pequeño arsenal de bombas nucleares y había firmado el Tratado contra la proliferación de armas nucleares.

Ucrania

Después del colapso de la Unión Soviética, una gran parte del arsenal de armas nucleares soviéticas cayó en manos de Ucrania. En 1996, esto se transfirió oficialmente a Rusia, pero debido a las condiciones caóticas y los muchos errores que se han cometido, no está claro si las armas nucleares todavía están presentes en Ucrania.

valoración: 3 - votos 1

Última revisión: 21 de noviembre de 2019